Reseña de TODO LITERATURA, por Isabel Alamar, 3 de julio de 2021.

Kepa Murua es un autor de culto que hace ya tiempo que encontró su propia voz como escritor en todos los géneros que practica (novela, poesía, ensayo) y al que sigue un público fiel y exigente.

Leer la reseña completa

No en vano, lleva más de treinta libros publicados desde que comenzara su andadura literaria allá por el año 1999. En esta ocasión nos sorprende gratamente con una novela deliciosa, que consiste en una biografía atípica del gran modisto vasco Cristóbal Balenciaga, titulada “Elegancia”.

Esta biografía del diseñador de moda es algo diferente en comparación con otras que han sido escritas hasta la fecha, puesto que en su gran mayoría se centraron más en datos biográficos. En esta novela podremos apreciar, por el contrario, más la figura del modisto, especialmente en algunos de los momentos más importantes de su trayectoria, y desde diferentes ópticas o perspectivas, ya que accederemos, por una parte, a los pensamientos, recuerdos y vivencias del propio Balenciaga, pero, por otra, a los de su madre o a los de uno de sus discípulos más cercanos, llamado Emanuel.

En sus páginas iremos desgranando la vida del artista, sobre todo a nivel profesional, en su trabajo en diferentes ciudades, como la ciudad de la moda que fue París, hasta convertirse en ese gran referente que fue del siglo XX en el mundo de la moda, capaz de cambiar la manera de vestir de muchas mujeres; no obstante, a través de suaves pinceladas de todas las voces narrativas, incluida la del propio modisto, nos formaremos una clara idea de cómo era su personalidad (reservado, refinado, discreto, creativo, observador, trabajador incansable, humilde) y su físico (delgado, con gafas, elegante valga la redundancia).

En cuanto a la prosa del libro, esta se muestra en todo momento cuidada, serena, detallista, intimista. El autor maneja un estilo cercano, pero depurado al máximo, que resulta muy ameno y enriquecedor. Además, la obra posee un tono vitalista que busca y encuentra siempre la belleza en cada párrafo. “Si se es elegante, si se viste con comodidad, un día gris no es triste, la luz envuelve cualquier detalle, cualquier esquina por donde se pueda caminar”, nos confesará la costurera Martina Eizaguirre, madre del protagonista, nada más empezar el libro. “El viento de la costura es el mismo que el del mar en calma, la luz de un taller es tan intensa como la piel de un brazo desnudo que brilla, pero las cosas grandes se consiguen con la misma naturalidad que cuando son pequeñas”, se añade en otras páginas.

Grandes enseñanzas en una exigente prosa, sin duda, como se puede observar en esta confesión del propio Balenciaga a su discípulo Emanuel: “Pero el prestigio se forja detrás de las cortinas y se consigue con los dedos agarrotados por el esfuerzo, con los ojos cansados por la intensidad de la mirada que busca la perfección en la tela”. A su vez, como en un juego de espejos, la voz de Emanuel nos presenta al maestro costurero con devoción: “para mí era un dios y la primera vez que lo vi estaba arrodillado cortando un vestido con sus propias manos. Un hombre arrodillado ante la divinidad de su oficio”.

Una novela breve, agradable de leer, siempre enternecedora que nos hará disfrutar de inmediato. Cien páginas cuidadosamente cuidadas, que poseen una extraña magia en todo lo que narran. Palabras vivificantes, certeramente escogidas que nos transmitirán la pasión y el goce por el oficio de diseñador de moda, la satisfacción por el trabajo bien hecho y ante todo la importancia que tiene casi para cualquier cosa en esta vida la elegancia. Un lenguaje que hará sin duda las delicias de cualquier lector con buen gusto, aunque por su luminosidad, sencillez y belleza gustará a cualquiera que se acerque hasta sus páginas por ser una lectura altamente recomendable.