Lovers

To the ground when loving
sweet tongue
my body collapses.

The distance
the first attack
is never forgotten.

A kiss 
like a knife 
when it licks.

Naked sweat 
that seals 
the wound.

Sweat 
on skin 
that is stricken.

In the grief 
after the calm 
when no one’s looking.

Pain that love 
stirs 
upon raw flesh.

Translated by Sandra Kingery. Taken from the book No es nada (2008)

Like a man

The remains of the shipwreck
upon the table.

Like heaven opening
hell closes.

Like a restless heart
and routines from the past.

Like the beams on the rooftop.
Like seating you by my side without being caught.

Like eating without hands. 
Lost like an elusive man.

Translated by Sandra Kingery. Taken from the book No es nada (2008)

A garden without flowers

If our hands join together 
our skin switches on like a light
upon suburban rooftops.

Beneath the objects resides a secret heart.
On the surface of the faces
breathes thought.

On the face of mothers their children.
In the eyes of memory
passers-by without destination.

Every object has a word
just around the corner.
The words all join together in an unusual garden.

There were flowers for everyone.
Black flowers that no one remembers.
White sheets concealing our dreams.

Translated by Sandra Kingery. Taken from the book “No es nada” (2008)

No es nada

Calambur, Poesía, 76
Madrid, 2008
ISBN: 978-84-8359-016-4
264 páginas 

El hombre camina y contempla. Su tiempo pasa, y en los días encuentra certezas que no son arena entre las manos, pero tampoco la última palabra. Hay una nada del drama; hay otra de lo cotidiano que alumbra y crece. Los intentos enfrentan a la palabra con su dueño. Los fracasos anuncian que acaso la única ley son los estados de ánimo.

En No es nada, Kepa Murua ha levantado entre sí y los demás su hoja en blanco para que la luz del instante se refleje en el poema. Lo mismo que un espejo que se pasea por las calles. Como nunca antes, su voz se ha serenado para contar con otro ritmo, más suave, las horas que pasan y las verdades que llegan.

La biblioteca de mi padre

LA BIBLIOTECA DE MI PADRE

La vida como la poesía
no es una cosa que se lleve en familia
de un lado para otro.

La vida es un tiempo no muy lejano
donde uno puede conversar tranquilo
y mentirse con descaro.

La vida es un vaso de agua
después de una misa y un entierro
tras el luto y el desamparo.

La vida como la poesía
es una cosa que nunca se sabe
si llegará a buen puerto.

Hoy son los ojos del calendario
tras apostar con el destino.
Mañana puedes ser tú el muerto.

El poder de la palabra
corriendo como un paranoico tras un verso.
Una calle mojada y un poco de dinero.

Que la vida no es una cosa
que se lleve en familia,
como se escribe poesía, casi siempre solo.

De No es nada, KM 2008

El conocimiento de la conciencia y sus manifestaciones

Ciinoe, colección Criterios y Testimonios, Cuba-España, Febrero 2011
Por Francisco Garzón Céspedes

Dos libros de Kepa Murua.

Hacia la poesía tengo el compromiso y el destino del poeta, el amor del lector apasionado, entre mucho más de claridades y tinieblas y reclamos e irradiaciones, y nunca el instrumental del crítico literario que no soy. He leído muy recientemente, en este descubrimiento, a partir de vivir en España, de la poesía española más contemporánea (la anterior la he estudiado, degustado con fervor y deslumbramientos, aprehendido por años), dos libros de Kepa Murua (Zarautz, 1962, que además de poeta y escritor de otros textos es reconocido editor), que me han llegado amistosamente dedicados por su mano (el segundo a mi pedido a partir de lo que había conocido suelto por la Red y me había impresionado): Cavando la tierra con tus sueños (2000) y No es nada (2008), en cuidadas ediciones de la prestigiosa Calambur (Madrid).

Kepa Murua en estos dos libros es fiel a una voz poética propia, singular, hecha y a la par, y como debe ser, en ascenso, en desarrollo, una de las que más me ha impactado en las últimas décadas por sus excelencias: De sosegada transparencia, es capaz de la rotundidad, vislumbra y revela, sugiere y contiene, disecciona y critica, todo a fondo desde el conocimiento honesto y lúcido de la conciencia y de sus manifestaciones.

La poesía hecha dignidad y cúspide en estos dos libros de belleza, ritmo, y tanto y más de lo poético intrínseco; en estos libros de valentía y certezas humanas que con intensidad recomiendo para ahondar en el conocimiento del ser y de sus universos hoy.