Fotografía, naturaleza y poesía

En el año 2004, bajo el sello editorial Bassarai, fue publicada Itxina, paisajes de luz. Una obra conjunta del fotógrafo José María Álvarez y el poeta Kepa Murua, que recoge las impresiones del poeta frente a la fuerza de las imágenes que el fotógrafo hizo del Parque natural Gorbeia, en el País Vasco.

Roca, aves, agua, niebla, árboles, luces y sombras pasan de la imagen a la palabra escrita, en euskera y en castellano.

Vale la pena recordar este bello libro:

“Más allá del cuerpo, del bien y del mal, donde estira las piernas el firmamento, donde aparece el camino entre los árboles, donde oculta la niebla los detalles insignificantes de las piedras; más allá de un cristal hueco o de una pared negra están las manos de las flores desnudas, con la firma que depositó una lágrima contenida, en las raíces invisibles de los árboles y la memoria que arde sin fuego. Más allá donde no hay nadie”.

Itxina

Bassarai, Vitoria-Gasteiz 2004
Textos de Kepa Murua y fotografías de José María Álvarez
132 págs
I.S.B.N. 978-84-89852-51-8
Libro agotado

Itxina es un libro de arte que muestra la labor fotográfica de José María Álvarez sobre el paisaje de Itxina, un biotopo protegido, entre Bizkaia y Alava, del macizo del Gorbeia.

El libro cuenta con un despliegue de 64 fotografías de calidad, la mayoría a color, algunos en blanco y negro, divididos en apartados como Roca, Hombre, Nieve y Cielo, y bajo un epígrafe común como es el de Paisajes de Luz.

A esta labor que descubre un amor por la naturaleza y por la fotografía artística se le añaden los textos en prosa poética, que inciden sobre la realidad del paisaje como reflejo simbólico del hombre, de la mano de Kepa Murua.

La memoria de la tierra es uno de los aspectos temáticos que valora el poeta para hablar de la eternidad de la naturaleza y la fragilidad del hombre

Itxina une la fotografía de José María Álvarez y la poesía de Murua

El Correo, septiembre 2004

La editorial vitoriana Bassarai acaba de publicar en su colección Arte el libro Itxina, que combina la fotografía del leonés José María Álvarez Fernández con la prosa poética del escritor Kepa Murua. El autor y editor señaló que «es un libro de artista, de un escultor y fotógrafo y un poeta, con una visión muy potente y una edición bonita, muy cuidada», que ambos han desarrollado a lo largo de un año y medio.

Murua recordó que Álvarez Fernández quería reflejar en un libro «cuatro o cinco años de recorrido fotográfico por Itxina», una de las zonas menos visitadas del macizo del Gorbea. «Él conocía mi trabajo en poemarios como ‘Cavando la tierra con tus sueños’, así que vino a Bassarai con la idea de que yo participara también en el proyecto, del cual me enamoré», apuntó el escritor.

La idea del fotógrafo era dividir las imágenes en cuatro grupos -Roca, Hombre, Nieve y Cielo-, tal y como han quedado distribuidas en la edición final las 64 imágenes elegidas para el libro. Por su parte, Murua realizó cuarenta textos, «porque hay fotografías que hablan por sí solas, sobre todo en la parte de la nieve». Con esa ausencia de palabras, se recoge el equivalente al silencio ante diversos paisajes invernales o detalles de los mismos, según el escritor.

Las palabras de Murua son, en cada caso, «reflexiones con ritmo de prosa poética, lírica, a caballo entre la fuerza de la imagen y el pensamiento», en las que alude tanto a conceptos como el Zen como a la situación del ser humano en cuanto a anonimato, individualidad o miradas al pasado. Además, los textos están escritos tanto en castellano como en euskera, de forma que no son meras traducciones, ya que «las correcciones, el ritmo, se van empapando de una lengua a otra».

Itxina da a conocer «el gran secreto del Gorbea», pero «es también un pretexto para mostrar que un paisaje cercano puede ser una metáfora de paisaje universal».

N. A.

Itxina y la fragilidad

Territorios,  septiembre  2004

El macizo de Itxina que se encuentra en el parque natural del Gorbeia es el espacio en el que gira la interesante propuesta visual del fotógrafo y escultor José María Álvarez Fernández y del poeta y editor de Bassarai Kepa Murua. Itxina, enmarcada dentro de la colección Arte se detienen en los cambios que experimenta la naturaleza y guía al lector a través del alma, siempre sorprendente de la roca, la nieve o el cielo. La belleza de estos elementos se muestra en su grandiosidad y empequeñece el rastro del ser humano. Las creaciones que se reflejan en este trabajo suponen apenas tímidos balbuceos ante la dimensión del entorno. Álvarez experto en capturar las formas del paisaje natural y los trabajos del hombre, sabe detenerse en los pequeños detalles desvelando contornos, formas y luces que la prisa y el trasiego oculta a menudo. Los textos de Murua caminan junto a la imagen y evidencian la fragilidad y caducidad del hombre frente a la naturaleza. Itxina refleja los cambios de estación y las ropas que van mudando un espacio que ha de permanecer. A través de una prosa poética y reflexiva se invita a conocer la verdadera dimensión de los seres humanos ante lo inabarcable del entorno. Publicado en euskera y en castellano Itxina quiere además trascender de la cartografía concreta de este macizo del Gorbeia para observar nuestro interior a través de una mirada amplia y perpleja.

Txani Rodríguez

Fotografía y poesía

El País, octubre  2004

Las correspondencias y discursos coincidentes entre las distintas artes han sido moneda corriente en la creación literaria. Existen correspondencias, cuando dos creadores dialogan, cuando una artista, en el caso que comentamos el fotógrafo José María Álvarez, pone un arte, y en paralelo, la poesía de Kepa Murua recorre el discurso fotográfico, para recrear un mundo, el del libro de arte Itxina, paisajes de luz. Un arte no se convierte en otro, sino que le acompaña, la poesía no se transmuta en fotografía, sino que surge a partir de la ensoñación de la imagen. la fotografía se revela como pretexto para que surja la poesía.

Me toca comentar aquí la nueva aportación poética de Kepa Murua. Si la fotografía atrapa la luz, la palabra poética se encarga de concretar la materia de la luz, trasmutándola en esencia de la visión. Kepa Murua se ha adentrado en un espacio distinto al que ha realizado hasta ahora: desde los temas urbanos a la mirada sobre la naturaleza, pero se siguen manteniendo las constantes de una forma creativa en estos poemas en prosa. Su discurso se realiza desde e el irracionalismo poético con elementos retóricos impuestos por el tema: personificaciones de la naturaleza, un tono que va desde la descripción a la interpretación, juegos conceptuales, unión de sensaciones, conceptos… Pero una unidad temática da cuerpo al discurso. El libro comienza con “ Y el paisaje atraviesa la vida con la agonía del recuerdo”, frase que mantiene la tensión expresionista que se ha convertido en la seña más importante de este esta poesía. Desde ahí avanza hasta otro punto final en que “el paisaje del cielo atrae a las almas en su descanso”.

Jon Kortazar