Este libro de artista, quizás poco conocido, hace parte de la obra publicada de Kepa Murua; contiene diez poemas y diez grabados de Javier Herrero, que fueron creados especialmente para esta edición conjunta. Las versiones en euskera son traducciones del mismo poeta.

Con grabados realizados sobre plancha de cobre en la técnica de aguafuerte y aguatinta, papel Eskulan de 300 g/m2 y medidas de 35 x 80 cm, tan solo 43 ejemplares numerados vieron la luz y ahora hacen parte de la colección de algunos pocos que, en su momento, valoraron este delicado trabajo.