Las fotos recuerdan
lo que hemos visto:
una historia en silencio.
No la de otros nombres,
solo la tuya:
ramos de flores
con un pájaro de colores vivos
como si entre nosotros volviese
el bautismo del cielo
a pronunciar unas frases
escritas en una tarjeta
de cartón doblado:
no te olvido,
nunca lo hice.
Junto a la pérdida,
de pronto, lo recobrado.
No los recuerdos,
sino el presente,
lo que vivimos:
ese que dice si amas,
ese donde yo callo.

Poema inédito del libro (b)Autismo de las plantas y los pájaros.
El dibujo es de Miryam Álvarez.