27 de agosto de 2012

Ven, abrázame es un gran libro. Hay poemas que fueron escritos para que pudieran ser leídos en el momento exacto en el que puedo comprender lo que me pasa. Decir que estuve perdido no es decir toda la verdad. En realidad podría decir que, como tantas veces, andaba tras un sentido amoroso que pensaba que había vivido antes, cuando hoy sé que no fue así. El poema “Los sentimientos somos nosotros” es una revelación que rodea con un abrazo a la poesía y eleva el tono del libro. Si miro la fecha, no ha pasado un año desde que lo escribí. Y sin embargo, dejaré que pasen algunos días más para volver a él y eliminar poemas que son demasiado personales y alguno más que podría resultar extraño. He llegado a pensar que no en todos los casos se puede decir todo.

(Fragmento del libro de memorias inédito, Mas allá de la poesía, 2012).