La poeta Ángela Serna lee un poema de El cuaderno blanco y que en su día apareció en El gato negro del amor, un libro que se fija en las embestidas del corazón,

Para escuchar el poema.