Reseña de La carretera de la costa en Territorios de El Correo.
Nuevas críticas literarias, 9 de mayo de 2020.

ver reseña

El 16 de mayo de 1980, en Arrona, pequeña anteiglesia del municipio guipuzcoano de Zestoa, fue asesinado por ETA a la edad de treinta años Ceferino Peña, propietario de un taller de carrocería. La banda terrorista pidió después perdón en un comunicado en el que explicaba que se había tratado de un “error”, a la vez que inscribía este hecho en los“daños colaterales” propios de una guerra. Es este asesinato el punto de partida argumental de La carretera de la costa, la cuarta novela que publica Kepa Murua (Zarautz, 1962) y que aborda el tema del terrorismo en el País Vasco durante los llamados “años de plomo” desde la perspectiva de personaje cercano a la víctima que tiene 55 años, un padre enfermo y una esposa colombiana a la cual le dirige preguntas como “¿quién puede matar a otro hombre por error?” o “¿por qué el Estado respondió a la rebelión de unos pocos con una fuerza desorbitada?” La carretera a la que hace referencia el título es la que va de Zarautz a Arrona y pasa por las localidades de Getaria y Zumaya.

I. L.