Pastel de nirvana

Pastel de nirvana © Kepa Murua
CÁLAMO POESÍA
Colección dirigida por César Augusto Ayuso
156 páginas
ISBN: 978-84-16742-10-3
Ediciones Cálamo, S.L.
www.edicionescalamo.es

MIRO AL MAR EL DÍA QUE MI MADRE HA MUERTO

Miro al mar el día que mi madre ha muerto
y veo los ojos de Dios sobre los suyos
mientras mi padre que ahora tiene diez años
pisa con su pie desnudo la espuma de la orilla.
No se parece a mí: yo era un niño de ojos negros
con un fondo gris de concha marina.
Mi madre me espera para secarme
y yo la veo sobre el cielo azul que está seco
con una mirada de lluvia y de ceniza
desde el monte que hay
justo al lado de la playa.
Si volví fue porque quise estar acompañado
un día que el amor me dejó solo.
Y si la recuerdo es porque ella cobijó mi suerte
pese a las distancias que yo impuse entre los dos.
Le dijo a mi padre: estaría bien con una mujer
pero siempre está solo. Es lo que tiene ser poeta:
amar a todos cuando nadie te ama.
Y, sin embargo, mi madre lo hizo,
tal como lo hizo mi padre a su manera.
Miro al mar de mi infancia, ese mismo mar
que hoy no ha cambiado.
Será igual más tarde, bastante parecido
el día de mañana. Y quizá
–puede que cuando yo muera–
alguien me vea también
en los ojos divinos de esta playa
–tal como lo hago yo con ella–
con ese mar que nunca la abandona
y que vierte el presente en parte del pasado
y el futuro convierte en lo más hermoso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *