Este es un poema en el que hablo del horizonte que envuelve nuestros sentidos, del aire que respira en nuestros corazones. Del tiempo que se muestra en el paisaje y de la necesidad de seguir viviendo cuando aparece el amor.